top of page

Masaje Metamórfico: la metamorfosis del cuerpo, alma, mente y espíritu.


Aquello que parece más débil y confundido

en ti es lo más fuerte y determinado.

¿ Acaso no es tu aliento el que ha erigido y fortalecido

la estructura de tus huesos?

KHALIL GIBRAN

El Masaje Metamórfico o Terapia Prenatal y Metamorfosis, fue creado por el naturópata y reflexólogo británico Robert St. John a mediados de los años 60, quien descubrió la existencia de un mapa psicológico del ser humano reflejado en el pie, bajo el mapa de los puntos de la reflexología podal. La Terapia Metamórfica se basa en que la vida consciente se inicia desde la gestación. En cuanto una célula es creada, ya posee una conciencia elemental. Cuando se forma la primera célula, durante el período de gestación (los nueve meses que transcurren entre la concepción y el nacimiento) se establecen todas nuestras estructuras físicas, mentales, emocionales y de comportamiento. En el masaje metamórfico las principales zonas psicológicas están determinadas por el “Padre” y la “Madre”. Entre ambas zonas se extiende el mapa reflejo del período de gestación. La zona del “Padre” corresponde al momento de la concepción, y la zona de “la Madre” al momento del nacimiento.

Así, nuestra vida, a partir del nacimiento, se basa en este período prenatal y recibe una gran influencia de su parte. Durante los nueve meses de gestación nos vemos sometidos a la influencia de innumerables factores diferentes: la forma de ser de nuestros padres, el entorno cultural y físico en el que viven, y la etapa de evolución que el hombre ha alcanzado, unidos a influencias cósmicas de carácter inmaterial. Todos estos factores dan forma a los patrones de nuestra vida y quedan establecidos durante dicho período.

Así pues, aplicando la Técnica de la Terapia Metamórfica sobre pies, manos y cabeza, desbloquearemos y equilibraremos la energía vital, promoviendo el principio de Auto curación que todos los seres vivos poseen. Con el distanciamiento, el terapeuta consigue que la energía fluya hacia donde sea más necesaria, sin plantearse preguntas de ningún tipo. No importa tanto la enfermedad, como la posibilidad de que el paciente llegue a ser consciente del problema que la provocó. De esta manera se llega a la comprensión y a la aceptación, y por lo tanto, al equilibrio que dará paso a la curación.

Su simplicidad hace accesible su practica a cualquier tipo de persona. No importa en absoluto que el practicante sea consciente de su acción. Quizá, incluso sea deseable, porque entonces es mayor su desapego.

Es especialmente recomendable para personas con minusvalías tanto físicas como psíquicas (parálisis cerebral, autismo, síndrome de Down, etc.) También en cuadros depresivos, fobias, trastornos y desequilibrios emocionales.

Los niños son muy sensibles a esta terapia, siendo sus efectos mucho más evidentes. En casos de hiperactividad se ha comprobado su eficacia. Hemos de dejar que sean ellos los que marquen las pautas de frecuencia y duración de la práctica. En enfermos terminales, ayudaremos a la aceptación del tránsito que están a punto de emprender. Pero, de todos los tratamientos, el más emocionante es el que recibe la mujer embarazada.

Su localización la encontramos a lo largo de la línea de reflejo de la médula espinal, en el borde interno de ambos pies (muy cerca del reflejo de la columna vertebral en la reflexología podal). Consideradas en todo su recorrido nos encontramos con el siguiente mapa: PRECONCEPCIÓN Período durante el cual vivenciamos todo un conjunto de influencias, tanto físicas (géneticas) y metabólicas, como también la experiencia indirecta relacionadas con el ámbiente de nuestros padres, sus creencias, relaciones y vivencias personales. CONCEPCIÓN Momento de la formación de la primera célula embrional. Corresponde a la “zona del Padre” y al inicio de la columna cervical, en el mapa de la reflexología podal. Se localiza en la articulación falángica del pulgar. COMPROMISO CON LA VIDA Área que corresponde a la primera etapa de la “Postconcepción”, en la que el nuevo ser que deviene, durante esta etapa se compromete con su gestación. (En reflexología corresponde al área de la septima cervical o “halux valgus” en el pie). POSTCONCEPCIÓN Período que transcurre hasta la semana 18ª de gestación. El nuevo cuerpo se forma completamente, aún en miniatura. ANIMACIÓN Aquí se halla aproximadamente el punto medio de la gestación, entre las semanas 18ª y 22ª, en un desarrollo regular. Comienzan los movimientos, que pueden sentirse a través del vientre materno. PRENACIMIENTO Desde la semana 22ª hasta el momento del parto, aproximadamente entre las semanas 38ª y 40ª, dependiendo de cada caso. Durante este período el nuevo ser, se prepara para su nacimiento a la vida independiente. NACIMIENTO Este área coincide con la “zona de la Madre”, que comprende el tendón de Aquiles y los bordes del talón.

ABRIMOS CONSULTA DE TÉCNICA METAMÓRFICA EN TU TIEMPO DE PAZ

TE ADJUNTAMOS LA OFERTA DE LANZAMIENTO


1175 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page