top of page

Pilates

Creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20 del siglo pasado, el método Pilates es un conjunto de ejercicios cuya finalidad es la de ejercitar el cuerpo y la mente, ya que mediante su práctica, además de mejorar nuestra condición física, aumentamos nuestra capacidad de control y concentración. De hecho, también es conocido con el nombre de ‘Contrología’

 

El Pilates es un método muy intenso y efectivo que se realiza en un entorno relajado, todo ello acompañado de una música suave y grata al oído y al espíritu.

Esta técnica puede ser practicado por cualquier persona: desde jóvenes, mayores, personas que realizan algún otro deporte o las que llevan una vida más sedentaria. También es recomendable para personas que se encuentran en proceso de rehabilitación o que han sufrido una lesión.

Los beneficios del pilates son evidentes y han sido refrendados por especialistas médicos y fisioterapeutas. Uno de los objetivos más importantes es la  de fortalecer la musculatura y  sobre todo la conciencia corporal

Principios de Pilates

  • Alineamiento: Consiste en la correcta posición de la columna vertebral. En esencia, se trata de obtener la mejor postura mecánica, en términos de eficiencia, para el cuerpo.

  • Centralización: O "Mansión del poder", describe el importante grupo formado por los músculos abdominales, lumbares, de las caderas y la región de las nalgas. Estos grupos musculares forman la base del método Pilates y son los implicados en el inicio y desarrollo de la totalidad de los movimientos.

  • Concentración: Principio básico para un buen tránsito del cuerpo y la mente durante la práctica de cada ejercicio. Estar totalmente mentalizados nos hará trabajar mejor creando una disciplina.​

  • Control: Es fundamental mantener el control de la mente y de todos nuestros músculos sin hacer movimientos bruscos que puedan ocasionar alguna lesión en nuestro cuerpo. Esto solo se consigue con la práctica. 

  • Precisión: Consiste en ejercitar el cuerpo con movimientos cadenciosos, con la precisión que se adquiere con la práctica. El método Pilates tiene un por qué en cada movimiento, y hacerlo de forma correcta ayudará en gran medida a que ese “por qué” tenga los efectos que debe tener tras cada ejercicio.

  • Fluidez: El método Pilates tiene que seguirse con movimientos fluidos, de la  forma más natural posible: ni muy rápidos, ni muy lentos. Este equilibrio también consigue con la práctica.

  • Respiración: Uno de los factores más importantes en este listado de los principio del método de Pilates es saber “respirar”, saber oxigenar nuestro cuerpo (limpiar nuestro torrente sanguíneo) En cuanto a los ejercicios, la debida respiración aportará resistencia. Una buena respiración durante la práctica de Pilates será beneficiosa para la columna vertebral y las extremidades, tanto superiores como inferiores.



HORARIOS Y GRUPOS

Lunes y miércoles:      19:00-20:00

                                         20:00-21:00

Susanne Cho Mun

Profesora de Pilates

bottom of page